AIRES DE CAMBIO

La temporada invernal está cada vez más presente en los oasis vitivinícolas del centro oeste argentino. La temporada de lluvias estivales y sus nubes «gorditas» ya quedaron atrás y desde mayo hasta agosto, lo más común son las nubes ocasionadas por los fuertes vientos en altura. Estas nubes de gran altura están compuestas de cristales de hielo y dependiendo de la posición relativa del sol, se generan efectos como la iridiscencia y los halos.

Durante el ocaso con este tipo de nubes, una de las cosas más lindas de apreciar es el continuo cambio de los colores que se producen. Con la técnica de fotografía progresiva es posible combinar tomas a diferentes tiempos (en este caso 30 segundos) desde el mismo lugar. Esto nos permite mostrar en una única captura toda la paletas de colores del ocaso.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s