BUENOS AIRES

¿A cuánto estás de una viña? Es una pregunta tricky. Si están en Mendoza o San Juan la respuesta es fácil: CERCA. Pero, ¿en Buenos Aires? La provincia más poblada del país está experimentando un boom vitivinícola y cada vez son más los lugares donde aparecen nuevos viñedos. Por ello, nos pusimos manos a la obra y les traemos un mapa de distancia en línea recta a los viñedos.

El mapa tiene una imagen satelital, los viñedos en pelotitas blancas y por último en escala de colores la distancia de cada punto al viñedo más cercano. Fíjense que para mayor referenciación, colocamos la división administrativa. Lo que se aprecia es una aglomeración de viñas en las zonas serranas de la provincia y luego viñedos dispersos en los cuatro puntos cardinales. Existe una zona sobre el borde noreste, en el partido de Villegas, donde se está lo más alejado posible.

Datos de color. La máxima distancia a cualquier viñedo de la provincia es de 230km y la distancia promedio es de apenas ¡65km! Este último dato nos tomó completamente por sorpresa.

Amigos bonaerenses, ya lo saben. Los viñedos están más cerca de ustedes de lo que pensaban. Sólo hay que planificar y conocer la vitivinicultura de tan linda y extensa provincia. Hasta la próxima!

COSAS DE UTILIDAD

Son muchísimas las veces que nos preguntan sobre la toponimia de las montañas de los diferentes valles cordilleranos productivos. Poder pararse en cualquier punto y conocer los nombres y alturas de las montañas, conocer desde dónde se puede ver una montaña en específico o saber los nombres de ríos y quebradas les puede ser de utilidad a muchas personas. Este post está dirigido a andinistas, senderistas, turistas curiosos, estudiantes sommeliers, geógrafos o muchos más.


La primera web es Udeuschle.de, una web que uno coloca el punto donde está parado (o cualquier otra locación) y te devuelve la panorámica que estás mirando, con nombre de cerros incluidos. Funciona de maravillas.

La segunda es una web de nombre simpático (heywhatsthat.com) muy simple donde uno coloca el punto (cerro, estribación) y el programa devuelve un mapa donde con rojo muestra desde donde es visible. Esto nos saca muchas dudas sobre si tal o cual montaña se ve desde un lugar en específico. Si el primero era de un punto a la montaña, este es de la montaña al llano. A nosotros nos ayudó para capturar el Aconcagua desde San Luis o el nevado de Famatina desde un avión en pleno despegue desde Mendoza.

Por último, el tercero es un archivo para Google Earth (o Google Mapas), en formato específico (KMZ) con casi todos los cerros de Argentina, arroyos, quebradas y otras cositas más. Acá también podés generar tu propia vista panorámica y conocer los nombres de las montañas de por ejemplo, Los Chacayes. Esto lo venimos haciendo desde el año 2006 y es un trabajo colaborativo con decenas de andinistas amigos.

Esperamos que les sea de utilidad y si necesitan ayuda nos escriben por privado. Hasta la próxima.

VINOS Y SUELOS

Siempre mostramos fincas, calicatas y evitamos hablar de vinos porque queremos que lo hagan los que más saben, los enólogos. Pero de tanto patear cascotes y meternos en agujeros, queríamos ir un pasito más allá y comprender cómo eso afecta al vino. Por ello, organizamos una degustación con amigos de la vendimia 2021. Cada uno llevó sus ensayos de polígonos de los dos o tres perfiles más característicos de su finca y la idea era entender hasta dónde o en qué el suelo hace lo suyo.

La representatividad era esencial. Elegimos fincas de Vistalba, tres en Agrelo (Yeso, valle y Alto), tres en Gualtallary cercanas entre sí, dos en Los Chacayes (más y menos alto), Altamira y Los Indios. En su mayoría, los vinos provenían de suelos arenosos profundos, pedregosos modernos y pedregosos calcáreos. La idea era ver cuánto afectaba el clima, la zona y el enólogo en el perfil. Nos acompañaron @geriswine@josemoralv@juanpablomurgia@pabloceverino@juanfasuarez@danielgarciacorazza@gustavo_bertagna y @mkaiser75. A continuación, 3 líneas que salieron de la juntada.

“Es difícil sacar conclusiones generalizadas. Sin embargo los vinos presentan importantes diferencias en distintos suelos de la misma finca. Los suelos con calcáreo presentan en general concentración media a alta con textura de taninos fina, pero nunca secantes, como sí sucede en algunos suelos profundos.”

“Suelos profundos, con limo y arcilla, se mantiene una constante de vinos más densos, gruesos, golosos y dulces. Suelos pedregosos y calcáreos dan vinos más reactivos, fluidos, largos y vibrantes. En nariz es similar; vinos más frutados (fruta roja y negra) los primeros, más austeros, florales y tipo gunpowder, los segundos.”

“Un carácter típico de cada zona más allá del productor. Y dentro de la zona los suelos dejan su huella. Los profundos dan taninos dulces redondos y buen alcohol. Los pedregosos mucha concentración y fruta y los calcáreos más mineralidad y taninos texturados en general.”

Transitamos una época fascinante. Recién vemos la punta del iceberg de una revolución que cuando se generalice nos va a llevar a dar el próximo gran paso en los vinos argentinos.

CRECIMIENTO URBANO: LUJÁN

Mendoza está creciendo y mucho hacia el sur, sobre Luján de Cuyo y Maipú. La problemática de la ciudad ganándole a los viñedos la hemos mencionado en muchas ocasiones, no es nuestra idea solucionarlo ni denunciarlo, sólo dimensionarlo.

Por ello, nos basamos en dos imágenes satelitales (1985 y 2021) para comprender cuánto se había expandido la superficie urbana en Luján de Cuyo. Tomamos como límite sur, el río Mendoza. También pusimos los distritos históricos de ese departamento para que tuvieran referencias. Con muchas horas de trabajo y paciencia comparamos ambas imágenes y marcamos con polígonos azules las zonas urbanizadas y los campos abandonados próximos a lotearse.

Es impresionante avance de la ciudad sobre Luján. La Puntilla se quedó sin zonas cultivables. Chacras, Carrodilla y Ciudad van por el mismo camino y en alrededor de 10 años es muy probable que estén totalmente urbanizadas. Drummond y Vistalba están en franco descenso de la superficie cultivada y Las Compuertas por estar más lejos, de momento es el que menos riesgo corre.

Para bien o mal, se está perdiendo parte del patrimonio nacional vitivinícola. Las mejores zonas de Mendoza y que llevaron el vino a donde está ahora, están desapareciendo ante nuestros ojos. A nosotros nos produce, entre muchas otras cosas, nostalgia. Nos leemos en los comentarios.