JOYA VITIVINÍCOLAS. EL PERAL

Hay lugares, muy poquitos, que tienen algo parecido a la magia. Que llevan más de un siglo de vitivinicultura en el valle de Uco y en los que se encuentran los muy escasos viñedos centenarios. Esos que son parte del patrimonio de la industria. Uno de esos lugares es «El Peral«.

El Peral fue históricamente todo lo que estaba entre las sierras y la ruta que ingresa a Tupungato. Allí están los suelos más profundos, el agua que llega de vertientes y una suave pendiente que ayuda a la helada. De la ruta al este, todo se vuelve muy pedregoso y los productores venidos de Italia y España sabían que eso era poco rinde. Por eso El Peral está dónde está. Y lo pueden ver bien en la distribución de viñedos en la primera imagen.

Cuando los límites se formalizaron, una parte de El Peral quedó dentro de otro distrito; San José. La ilógica lógica de los límites rectos marcados por el hombre. Así, el ingreso a una finca histórica de la zona (Mangato) está dividido en dos, a pesar de compartir mismas características. La zona patrimonial e histórica tiene apenas 600 hectáreas de viñedos, y año tras año se pierde superficie cultivada.

Afortunadamente existen pequeños productores como Gerardo Michelini y familia, German Masera, José Lovaglio, Estela Perinetti y otros que pone en valor a una zona tan histórica como cualitativa.

Para despedirnos, mostramos algunas fotos de lo bello del paisaje peralino junto a viñas antiquísimas. Ustedes amigos, ¿qué otros productores pequeños de vinos conocen de El Peral? Nos leemos en los comentarios

POSTALES CALINGASTINAS

Algunas de las tantas vistas hermosas que tiene esta región enclavada en el medio de la cordillera sanjuanina. Allí, un grupo acotado de productores llevan la titánica bandera de poner en alto a la vitivinicultura del valle.

Algunos de ellos son @vasq.barreal con su @los.dragones.vinos, Pancho y Nuria con @carasur.barreal@leoruizc_ y su pequeño proyecto artesanal, @casimirowines y @elefantewines. Aplausos para ellos!

POSTALES DE SAN PABLO (VALLE DE UCO)

Casi siempre publicamos mapas, que si bien nos encantan, poco muestran la belleza de los lugares. Por eso ahora compartimos un compiladito de imágenes random del día de hoy.

Luego de un verano atípico, lluvioso y fresco, la transición al otoño nos sorprendió con otra nevada en la montaña. Justo a primera mañana se abrió el cielo y mostró los cerros nevados junto a las viñas cargadas de uva.

Para aquellos que no conocen nada acerca de este lugar, les sugerimos revisar publicaciones antiguas.

EL CARRIZAL – LUJÁN DE CUYO

En este repaso por los distritos productores del departamento mendocino llegamos al último de ellos, El Carrizal. Esta zona está asociada por el gran público mendocino con el dique homónimo, una zona de camping y pesca pero cuya función primera es el almacenamiento del agua del río Tunuyán para darle vida a todo el oasis este.

El Carrizal tiene una forma de rectángulo orientado de sur a norte, y está atravesado por la cuchilla de Lunlunta – Carrizal. esta elevación ha hecho se que planten viñas en dos sectores MUY diferentes entre sí. El sector norte posee 2400ha de viñedos y se considera asociado a la zona este. Podríamos decir que es el Luján de Cuyo que transiciona a San Martín y Junín. El sector sur está íntimamente relacionado a Ugarteche, ya que sólo la RN40 separa a uno del otro.

Entre el sector sur y norte hay 250 metros de desnivel, lo que configura una zona más cálida y otra más fresca. A nivel de suelos también son diferentes. Ambos comparten suelos profundos, pero son más arenosos sobre la ruta 40 (sector sur) y más francos en el sector norte.

En lo que respecta a etiquetas de vinos, es extremadamente difícil conseguir, ya que en su mayoría son establecimientos que venden uvas a terceros. Conocemos muchos vinos cuyo corazón proviene de El Carrizal, y que sin embargo no aparece su nombre porque tiene poca «chapa».

Ustedes amigos, ¿conocían este distrito? Nos leemos en los comentarios.

VALLE DE ULLÚM – ZONDA

Vista oeste de los viñedos que se recuestan entre las márgenes del lago generado por la presa y las cumbres altas de la Precordillera Central.

Este valle se desarrolla entre dos cordones montañosos que corren de norte a sur y se considera como la extensión al norte del valle de Pedernal, pero con alturas considerablemente menores. Es un oasis cualitativo y que sufre mucho la presión inmobiliaria por la cercanía a la ciudad de San Juan.