EL MIRADOR DE LOS SEISMILES

Los cerros de más de 6000 metros de altura son un imán para los andinistas y Mendoza tiene la suerte de tener 7. La mayoría conoce al más alto de todos, pero el resto pasan muy desapercibidos. Desde determinados puntos del sur del Gran Mendoza (Maipú y Luján) es posible divisar a tres de ellos bien juntitos, por lo que quien les escribe le gusta denominar a esas zonas como «el mirador de los seismiles». Pero lo interesante es que aparte de ver los cerros, lo que observamos son las nacientes del río Tunuyán, cuyo origen se da en un circo glaciar cerrado a los tres costados (norte, oeste y este) por los cerros de la foto.

El río Tunuyán primero corre hacia el sur, separando las cordilleras Principal y Frontal para luego dar vida a una parte importante del valle de Uco y a todo el oasis este mendocino, regando algo así de 80.000ha de vides, un tercio de la superficie total del país! Ahora volvamos a la foto y aparte de ver cerros lindos, estamos observando el lugar de nacimiento de un cauce de agua crítico para la industria vitivinícola y para la subsistencia de los habitantes del árido centro oeste argentino. Será hasta la próxima! 

VALLE DEL TULUM

Anteriormente publicamos sobre los valles de Calingasta, Ullúm-Zonda y Pedernal, pero por alguna razón se nos olvidó mostrar el principal valle productor de San Juan y el segundo oasis vitivinícola (en superficie) del país, con 40000has (aproximadamente). En la imagen satelital se aprecia la salida al llano del río San Juan y la construcción de un gran abanico aluvial que creció hacia el este hasta «chocarse» con la sierra del Pie de Palo.

El abanico parece tener múltiples eventos de crecimiento pero no es el objetivo de esta primera publicación mencionarlos en detalle. Lo que sí es interesante de destacar es cómo el abanico que rellena el valle del Tulum queda acotado al oeste por la Precordillera y al oeste por las Sierras Pampeanas, dos provincias geológicas mencionadas en anteriores ocasiones.

Pueden observarse un aumento del distanciamiento de las curvas de nivel río abajo (25m c/u), que indica una disminución de la pendiente hacia el sur y la aparición primero de terrenos cenagosos (aparición de la freática en superficie) y posteriormente de suelos salitrosos. Las alturas van desde los 550m hasta los 750m, y se puede definir como un valle cálido. El parral es el sistema de conducción casi exclusivo. El valle y río es de tal importancia que el 90% de la población de la provincia habita en él. Por último, tengan presente que en esa imagen que están viendo está la mayor superficie de viñedos después de la zona este de Mendoza. Se pueden mencionar una decena más de características y curiosidades, pero de momento lo dejamos aquí a modo de introducción. 

PAISAJE CAUCETERO

Al sureste de la ciudad capital de San Juan se encuentra Caucete, una región vitivinícola histórica (por su antigüedad e importancia) donde unos se puede perder kilómetros y kilómetros por sus calles llenas de parrales. Esta zona ha sido muy golpeada por los vaivenes económicos de las últimas décadas a lo que se le sumó el gran terremoto de 1977, donde en pleno auge del consumo del vino, la mayoría de las bodegas sufrieron severos daños. La foto que acompaña esta entrada muestra parrales de criolla grande, que se usa para vino o mosto dependiendo el año y alcanza rindes de 400qq/ha. Al fondo, el Pie de Palo, una maravilla geológica que se alza hasta los 3000msnm y que hace que el valle del Tulum, sea justamente un valle ya que es el cierre este. Es la misma maravilla que se movió más de un metro vertical en un instante la madrugada del 23 de noviembre del 77 causando uno de los sismos más violentos en la historia del país. A veces, la naturaleza da y otras quita. Ustedes amigos, ¿conocen algún vino de esa zona? ¿Tienen algún recuerdo o historia contada del gran sismo? Nos leemos en los comentarios.