IG VALLE DE CANOTA

Este histórico lugar del norte de Mendoza es el paso obligado para ir a Villavicencio. Desde hace casi una década comenzó la aventura vitivinícola y a la fecha hay 11 hectáreas cultivadas de un único productor. Esa uva va a cuatro proyectos de terceros.

El valle cuenta con su IG (Indicación Geográfica) desde mayo de este año, una noticia que tal vez pasó muy desapercibida en medio de la pandemia.

La zona es un valle con salida al sur, rodeado por la Precordillera mendocina. Las alturas oscilan entre los 900msnm y los 1300msnm. Respecto a los vinos, hemos tenido la posibilidad de probar las cuatro etiquetas y hay un hilo conductor: todos poseen una característica vallista, totalmente diferente al resto de las regiones vitivinícolas de la provincia.

El valle es estrecho y altamente complejo, con quebradas que aportan sedimentos y generaron diferentes abanicos aluviales, pendientes, exposiciones y perfiles de suelos, otorgando una gran diversidad a la zona.

La figura que acompaña esta publicación es un mapa de orientaciones, con curvas de nivel y también los principales arroyos marcados. Estos arroyos son efímeros y sólo funcionan por cortos períodos de tiempo. Por ende, toda el agua que se utiliza es a través de pozos.

Ustedes amigos, ¿conocían sobre este valle? Nos leemos en los comentarios!

BOLSÓN DE FIAMBALÁ – CATAMARCA

El bolsón o valle de Fiambalá es una depresión geográfica ubicada al oeste de la provincia de Catamarca. La zona es muy conocida por los superturísticos médanos de Tatón y por ser el camino obligado para ir hasta el paso San Francisco. El río Abaucán le da vida a un rosario de pueblos que se desarrollan a lo largo de sus costas y tienen una agricultura basada en los nogales, la vid y los olivos. De norte a sur se pueden mencionar las importantes localidades vitivinícolas de Medanitos, Fiambalá y El Puesto, y ligeramente más al sur y ya fuera del bolsón, la ciudad de Tinogasta.

La foto que acompaña esta publicación está tomada desde un avión mirando al sur, con Fiambalá como primer punto visible. Muy a lo lejos aparece el nevado de Famatina, centinela y guardián de los valles vitivinícolas de altura riojanos.

El por qué de esta publicación es simple. No habíamos publicado nada de Catamarca y esta zona nos llama poderosamente la atención. Allí el INTA encontró criollas perdidas en el tiempo, una especie de arca de Noé. ¿Ustedes amigos la conocían? ¿Recomiendan algún productor? Nos leemos en los comentarios.

AGRELO

Este icónico e histórico distrito del departamento de Luján de Cuyo posee el estatus de Indicación Geográfica desde el año 2005 (Res. Nº C21). En un área de apenas 10km de ancho y otros tantos de largo, se acomodan casi exclusivamente viñedos que totalizan las 5500ha. Ese número puede parecer uno más pero es una barbaridad. Además, estamos hablando de viñedos y uvas de la más alta calidad. Pero Agrelo es muy diverso y proponemos darle una mirada un poco más aguda de todo lo que tiene para ofrecer.

FIGURA 1. Pero Agrelo no es uno solo, al estar comprendido entre sierras, conforma un valle, con una parte baja (Valle de Agrelo) y una parte alta oeste cultivada (Alto Agrelo). Además, existe una incipiente (una sóla finca de momento) desarrollo hacia la margen este del valle, donde predominan depósitos aluviales con cantidades increíbles de yeso (Agrelo Yeso). En la parte baja de la figura pueden ver un perfil del valle, con las alturas, orientaciones y pendientes.

FIGURA 2. A causa de las pendientes, el aire frío se va al fondo del valle, lo que genera menores mínimas que la parte alta. Como las temperaturas máximas son similares, la amplitud térmica es mayor en y las temperaturas medias son menores en el Valle de Agrelo.

FIGURAS 3 y 4. A nivel suelos, en el Valle de Agrelo son más fríos (más arcillas, menos piedras) y en Alto Agrelo al revés. Cuando visitamos la zona el sábado pasado, podíamos ver los malbec del Valle de Agrelo con su brotación lógicamente más retardada que en el Alto Agrelo.

Para finalizar y como cierre, Agrelo es muy grande, diverso y altamente plantado. El nombre «Valle de Agrelo» lo empezamos a acuñar nosotros porque realmente es un valle!  Entender esa diversidad y plantear divisiones en base a los estudios de calicatas y otros parámetros, al contrario de confrontar, es enriquecer al distrito. Hay ejemplos sobrados de grandes hacedores y grandes vinos a lo largo y ancho de Agrelo, y estamos convencidos que mostrando la diversidad de las 5500ha sólo puede hacer bien a ese gran lugar.

A los amigos enólogos y agrónomos, ¿qué les parecen estas ideas? ¿Y al resto del público? Nos leemos en los comentarios.

LAS INDICACIONES GEOGRÁFICAS (IG) DEL SUR DEL VALLE DE UCO

Debido a las extensas consultas y confusiones generalizadas, queremos hacer un repaso del estado actual acompañándolo con mapas.

Figura 1. División distrital del departamento San Carlos. Falta Pareditas (al sur, fuera del mapa). El distrito más nuevo de todos es Tres Esquinas (2014), que tomó parte de los distritos Villa San Carlos y de Eugenio Bustos. De todos estos distritos, el único con categoría IG es La Consulta (Resolución Nº 19/2014).

Figura 2. A diferencia de otros sectores del valle de Uco, donde las IG son todas coincidentes con los límites de distritos (excepto San Pablo), en el departamento San Carlos se trabajó de otra forma, con estudios que justifican (en teoría) divisiones geológicas. Eso llevó a la aprobación de las IG Paraje Altamira (44/2013 y su ampliación  82-E/2017) y Pampa El Cepillo ( 2019-1-APN-INV#MAGYP). Acá se puede mencionar dos cosas. Altamira fue duplicada en superficie por la queja de quienes quedaron afuera, un sinsentido. Pampa El Cepillo siempre fue «El Cepillo», pero se le adicionó «Pampa» por temas burocráticos. Si se fijan bien, tiene un cuernito norte que, una vez más, es un sinsentido. Sólo deja ver que hubo un interés particular en ello. Para finalizar, «Cordón El Cepillo» no es otro más que «Los Indios», como se conoce esa zona. Su trámite de IG está en el INV esperando su aprobación.

Figura 3: Acá llegamos al meollo del asunto. Cuando superponemos los distritos con las IG, vemos que nada coincide con nada. A lo sumo, Altamira queda casi toda dentro de La Consulta. Pampa El Cepillo queda en 4 distritos y Cordón El Cepillo en 3. El tema es justamente no intentar superponer ambas divisiones porque se arma el despioje.

Esto es todo por el momento. Esperamos haber aclarado el panorama de las IG y distritos del sector sur del valle de Uco. Nos leemos en los comentarios.

VALLE INCULTOS

Una de las cosas que más nos gusta es recorrer lugares recónditos (y no tanto) buscando lugares para luego fantasear en plantar un viñedo. Eso nos ha llevado a recorrer múltiples lugares dentro del territorio nacional. En zonas áridas, el primer impedimento es el agua, luego la accesibilidad, mano de obra y demás limitaciones, pero soñar no cuesta nada.

La foto que acompaña este posteo es de «el valle Sin Nombre», a apenas 80 minutos de Mendoza. Un lugar mágico, de suelos aluviales, coluviales, hay laderas en todas las exposiciones y de composición granítica, esquistos, calizas y areniscas. Para hacer dulce.

Enclavado en un ambiente semi árido pero con la particularidad de estar frecuentemente nublado (como en la foto) debido a su configuración topográfica que «ataja» la humedad de los frentes fríos y a 1700-2100 metros de altura (W-Ib a W-III). En este pintoresco valle, los cardones son abundantes sobre la cota de los 1900m y bien pegados al frente montañoso, lo que da un aire «cafayatesco» al asunto. Es por ello, que con los amigos de la foto (el @vasq.barreal y el @facundogabrielperalta) lo bautizamos en su momento como el Cafayate Cuyano.

¿Hay viñedos? Ni ahí. ¿Van a plantar próximamente? Menos que menos. ¿Hay más «perlas» incultas en Mendoza o en el país? Sin dudas, apenas estamos empezando a ampliar las fronteras vitivinícolas, es algo que nos apasiona ver. Como siempre, lo mejor está por venir. Hasta la próxima!