APRENDER

Aprender de un lugar no sólo se basa en tener conocimientos sobre la geología o los perfiles de suelos que allí habitan. El entendimiento de la adaptación de cada unos de los varietales y sistemas de conducción, la marcha climática, la enología e inclusive el tipo de madera son sólo algunos de los factores principales que deciden el perfil de un vino. Por eso es crucial escuchar a los viticultores, para aprender de su experiencia y de cómo interpretan cada lugar.

Eso hicimos la semana pasada, donde con un grupo heterogéneo del vino recorrimos diferentes viñedos del Valle de Uco para aprender de cada uno de lo hacedores.

Fotografía: Finca Alluvia, Gualtallary Albo. El segundo viñedo en cabeza más grande de Argentina.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s