CONOCIMIENTO COMPARTIDO

APRENDIZAJE COMPARTIDO. El pasado mes de marzo tuvimos el placer de compartir una jornada con el periodista y Master of Wine (MW) @timatkinmw. El objetivo fue mostrarle lo que aprendimos de hacer  más de 1000 calicatas en muchas fincas de Gualtallary. Conocer lugar, suelos, fincas y vinos. Un plan ambicioso. 

Luego de una vuelta general, visitamos la finca Alluvia, donde mostramos los diferentes perfiles que gobiernan la zona y como la vid interactúa con ellos. El agrónomo @mkaiser75 nos explicó sobre manejo de vid, poda, recurso hídrico y demás según la demanda de cada perfil. 

Luego pasamos a la parte de degustación a ciegas. Habían vinos de 4 proyectos de 3 fincas, todas vecinas entre sí (@vina.cobos, @Huentalawines, @susanabalbowines y @donapaulawines). En todas ellas se había hecho el mismo estudio con la misma separación de los cuatro perfiles y se habían vinificado por separado. El objetivo de este ejercicio era saber si a ciegas podríamos distinguir los cuatro perfiles. ¿La respuesta? Si. Más allá del manejo de viñedo, de genética, de estilos y puntos de cosecha las diferencias eran notables y transversales.Tim, como excelente MW que es, pudo detectar de forma muy fácil cada uno de los perfiles en todos los flights.

En la degustación se respondió una pregunta que surgió en las calicatas, sobre cuál era el perfil que daba los vinos más cualitativos. El consenso fue absoluto. Mientras intercambiábamos opiniones surgió una duda por parte de Tim, ¿cuál era el perfil que mejor añejaba? Una vez más Martín Kaiser vino a la escena con verticales del 2014 a 2021 de los perfiles de suelos. Allí pudimos notar cómo mientras el vino de un perfil se caía en el tiempo, el vino del perfil que más gustó crecía año a año.

Fue una hermosa jornada de aprendizaje para todos, con un inmenso intercambio de ideas y opiniones en pos de seguir mejorando y poner en alto la vitivinicultura argentina. Agradecemos de corazón a todos los presentes que participaron desinteresadamente. Nos leemos.

OTOÑO

OTOÑO. Pocas cosas más lindas que recorrer viñedos en esta época, donde cada varietal toma colores diferentes generando un espectáculo ante nosotros.

Ahora que con esta «foto bonita» tenemos su atención querido lector, les vamos a contar lo que se está gestando en la industria.

Las lomas de Gualtallary, en la zona más alta del valle de Uco, son un «hot spot» para los nuevos viñedos que se implantan. En general se desarrollan en extensiones acotadas, con cuarteles más chicos que la media y cuya forma está gobernada por el tipo de suelo, logrando patrones caprichosos y muy alejados de los clásicos rectángulos.

Los sistemas de conducción también cambian, ya que las altas pendientes y exposiciones llevan a plantar más viñas en gobelet, vaso o cabeza.

¿Quiénes plantaron en las lomas o están muy próximos a hacerlo? Viñalba (Alta Yarí), Per Se, Zuccardi, La Coste, Riccitelli y Catena Zapata. ¿Dudas? Nos leemos en los comentarios.

VALLE DE UCO: HELADA HISTÓRICA

Las heladas tempranas son una amenaza usual para la vitivinicultura. A medida que el verano se retira, el ingreso de los frentes fríos hace ir cada vez más abajo al termómetro. Es así como se recuerda el evento del 25 de marzo de 2018, donde hubo heladas marginales, o el del 8 de abril del 2008 que hizo mucho daño en Los Indios y El Cepillo. Pero lo que sucedió esta semana parece dejar chiquito a todo lo recordado.

El día martes 29 avanzó un frente frío muy potente pero sin humedad sobre el continente, lo que provocó un descenso de la temperatura en todo el país, marcando mínimas históricas en diversos puntos para el mes de marzo (Rosario, Santiago del Estero, etc.). En esta época, la uva de las mayoría de las regiones más importantes en superficie ya fue levantada, pero en el valle de Uco se estaba a mitad de cosecha.

Yendo al grano, durante dos días (30 y 31) hubo registros de mínimas bien por debajo de punto de congelación en prácticamente todos los lugares del valle, generando un panorama desolador. Viendo la magnitud histórica del hecho, decidimos recopilar información de las estaciones meteorológicas de privados repartidas en el valle y hacer un mapa de las temperaturas mínimas del evento. Básicamente, documentarlo.

El mapa que preparamos es una vista 3D hacia el oeste, con la cordillera de fondo. En colores está la distribución de las temperaturas mínimas y en gris, la superficie de viñedos. Esto es super útil porque pueden ver dónde están las viñas y cuánta temperatura hizo. Los puntos negros son las estaciones que aportaron datos para la generación del mapa. Por último, se adicionaron los nombres de los principales lugares a modo de referencia.

Lo que se desprende del mapa es que sólo algunos lugares puntuales de Los Chacayes y sur de Los Árboles no tuvieron temperaturas bajo cero. Muchas de las zonas de mejor pendiente tuvieron mínimas de entre -4 y -6 grados, una verdadera locura.

El mapa de abajo es la misma info pero visto en 2D y con un poco más de extensión hacia el norte y sur. Se aprecian dos estaciones en la zona de La Carrera y otra en Pareditas, en el extremo sur.

En el siguiente LINK tienen acceso al archivo .prn del mapa. Está en el sistema de proyección WGS1984 UTM-19S.

GUALTALLARY

GUALTALLARY es un distrito del valle de Uco famoso por sus vinos. Pasó de nada a 2500 hectáreas cultivadas en poco más de 20 años.

En la actualidad, existen 45 productores con 751 cuarteles repartidos desde los 1100msnm hasta los 1650msnm. Esto da un promedio de finca de 55ha y de cuarteles de 3,3ha.

En esta vista 3D que apunta hacia el oeste se aprecian cada uno de los productores con un color y su correspondiente nombre. Los límites de #gualtallary aparecen en amarillo. Notar los dos dominios geomorfológicos que conviven dentro del distrito: cerrilladas y bajada aluvial.

#instagram rompe la calidad de todo lo que se sube. Por lo que si quieren ver el #mapa en mejor calidad, solicitarlo por mensaje.

#geografíadelvino #winegeography