VALLE ANDINOS

A lo largo de las márgenes de la Precordillera (principalmente), desde Mendoza hasta La Rioja existen una serie de valles donde se ha desarrollado la vitivinicultura. Todos ellos tienen varios puntos en común, entre los que se destacan la extrema aridez, la inmensa amplitud térmica, alta radiación solar y altura. Todas esas condiciones son los que le imprimen características «villastas» a los vinos pero que difieren de los famosos valles Calchaquíes gustativamente.

Lo interesante es que ese inmenso rosario de valles tienen características similares pero que a la vez pueden ser muy diferentes. Un vino de Uspallata es muy diferente a uno de Canota, Pedernal o inclusive Calingasta. La riqueza de nuestra geografía nos bendice con múltiples lugares donde se puede desarrollar la vitivinicultura y ser complementarios entre sí.

En este espacio proponemos englobarlos en una macro región que se llamaría «Valles Andinos Cuyanos» (por el extinto Nuevo Cuyo), o Valles Andinos del centro oeste. Nunca fuimos buenos con los nombres marketineros, asique hacemos un llamado a su imaginación para que nos tiren ideas y de paso nos cuenten cuáles de esas zonas los sorprendió con los vinos.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s